De la Redacción.

La alianza que Morena ha establecido con el Partido Verde y con el gobernador-senador Velasco no puede sino enviar una pésima señal para la militancia de Morena, pues significa un baño de agua fría dadas las altas expectativas creadas desde mucho antes del primero de julio.

Pero también manda una señal ominosa en lo que respecta a los burócratas y funcionarios, que ahora pueden medir la energía y la catadura moral de los que decían que renovarían la política. Ahora las lacras que medran en elservicio público le toman el pulso cuidadosamente a la nueva legislatura, y por tanto al nuevo gobierno, y esperan con paciencia para tomar la ofensiva y echar por la borda toda austeridad y lucha contra la corrupción, de la mano de los Monreal, Batres y Muñoz Ledo.

Por otra parte, la experiencia de Morena y del movimiento lopezobradorista con sus alianzas “pragmáticas” ha sido más que desastrosa, como en los casos de Núñez en Tabasco, Mancera en la Ciudad de México y Gabino Cue en Oaxaca, que se saldaron con traiciones que pusieron al borde del abismo al movimiento en su conjunto. Pero se persevera en tales maniobras por el temor que genera en los dirigentes la movilización popular y prefieren abiertamente aliarse con politicastros corruptos como los mencionados para lograr fines de corto plazo.

Así, aunque las experiencias derivadas de las alianzas oportunistas han sido negativas para el movimiento, y han demostrado que el liderazgo de Morena está lejos de ser infalible, hoy se nos pretende recetar otra alianza oportunista y peor aún, sin verdadera necesidad de ella, por cuanto ahora Morena debería estar imponiendo sus condiciones en el Congreso sin depender de partidos parásitos como el Verde.

Para el movimiento democrático, sin embargo, la respuesta tiene que ser clara, apostar siempre a la movilización popular organizada como el camino hacia la regeneración democrática del país.

Periódico Revolución
Sobre el Autor: Periódico Revolución
Es una publicación impresa y digital, como un esfuerzo de Morena Socialista para recuperar la teoría marxista al interior del partido morena.