domingo, 30 de junio de 2013

Desde las páginas de los boletines físicos y electrónicos Revolución y Amanecer manifestamos nuestro completo repudio a todo tipo de agresión física o psicológica a los asistentes de la marcha del 10 de Junio de 2013 en el zócalo de la capital. A pesar de ello, como en otras ocasiones, hemos manifestado nuestro desacuerdo con las luchas de “acción directa”, o mejor dicho, contra los enfrentamientos directos de pequeños grupos de jóvenes estudiantes (por lo general) contra los cuerpos represivos del gobierno. Y a pesar de ello, nuestra simpatía está con estos últimos. Aquí explicaremos la razón de estos.
La burguesía no sólo nos arrebata la riqueza física, también nos arrebata la ciencia; el arte, etc. Los jóvenes se quedan sin oportunidades de estudio ni de trabajo, ósea, sin posibilidades de adquirir cultura. La única forma en la que los pobres pueden distraer su mente es viendo la televisión, o en su defecto, asistiendo a templos de nuevas sectas religiosas. Ahora podemos apreciar en televisión programas religiosos sin censura. La religión está regresando a las aulas escolares. Estas plagas crecen en la misma medida que decrece la cultura.
Los estudiantes son el sector más revolucionario de los intelectuales y están saliendo a luchar en defensa de la cultura, con ellos han salido los profesores del campo además de las razones dichas en otras notas. Enrique Peña Nieto (EPN) es la personificación de la ignorancia, no sabe ni siquiera de que murió su ex esposa, por eso, ningún estudiante semi preparado acepta a EPN como su presidente. Lo mejor de la ciencia y el arte quiere luchar pero no encuentra camino. Todo intelectual sabe que debe de iniciar la insurrección de la razón (Die Aufstand der Vernunft).
Los dirigentes del movimiento de izquierdas no hacen nada contra EPN. El ala de derechas del PRD (los chuchos) están de tapetes de EPN, los dirigentes de Morena en el mejor de los casos hacen tibios pronunciamientos, los jefes de los sindicatos cuando no son charros no dan ninguna postura política contra la imposición ni siquiera los sindicatos universitarios. Este silencio oportunista es el origen de la desesperación de jóvenes que al no encontrar medios para luchar se unen a grupos anarquistas para hacer lo único que creen que está a su alcance: agredir físicamente instalaciones de la clase dominante. Ultraizquierdismo.
Una vez más se cumple el punto de vista de Lenin: El izquierdismo es el precio a pagar por el oportunismo. El Sr. Mancera piensa que la única manera de acabar contra los ataques de ira de pequeños grupos radicales es aventando policías antimotines. Este es un grave error. La única manera de acabar con el izquierdismo es acabando con su causa: EPN. Mancera está obligado a luchar contra el neo espurio porque él fue votado en las urnas, ganó gracias al pueblo y este mismo le está exigiendo su caída.
Si Mancera no quiere más disturbios en la ciudad debe exigir en cadena nacional la caída de EPN, o en su defecto, organizar la resistencia civil pacífica que los dirigentes de Morena no han llevado a cabo, hacer un frente único con este último partido y los sindicatos. Debe liberar a los presos políticos de manera incondicional, de lo contrario, corre el riesgo de seguir el mismo futuro que EPN. Mancera debe voltear hacia las bases del PRD y Morena y no a los Chuchos. Los trabajadores debemos diferenciar entre Mancera y el PRI. A pesar de todo, atrás de Mancera esta toda la historia de lucha del PRD y el triunfo de la izquierda en el DF. Con el PRI están los ataques y muertes de activistas del movimiento.
Por otro lado, queremos decirles a los combatientes de la izquierda que lanzar petardos a tiendas de autoservicio no ayudan al resto de la población a entender las causas que nos hacen luchar, por el contrario, le nubla las mentes a tal grado que se alejan de política, o en un peor casos se ponen del lado de sus enemigos, por eso se mandan provocadores. Los provocadores meten al movimiento en otro sitio no planteado originalmente y esto hace que el movimiento visto desde fuera no sea comprendido y por tanto desacreditado. Explicar pacientemente decía Lenin, eso significa que no hay atajos. Si las masas no comprenden lo que ocurre no habrá revolución social y mucho menos un régimen de democracia obrera y economía planificada.
¡Presos políticos libertad!
¡Derroquemos a EPN a través de la huelga general!
¡Libertad a todos los detenidos el 10 de junio!

Periódico Revolución
Sobre el Autor: Periódico Revolución
Es una publicación impresa y digital, como un esfuerzo de Morena Socialista para recuperar la teoría marxista al interior del partido morena.