televisacarton

Federico Alfvén.
Hace unas semanas, nos enteramos de la condonación por casi tres mil millones de pesos ($3,000,000,000.00) a Televisa por parte de la Secretaria de Hacienda. Sin rebuscar más, sabemos que este dinero es una condonación por el apoyo de la televisora a la campaña de Peña Nieto.
Durante la campaña, el periódico británico The Guardian publicó información donde comprobaba el vínculo entre Televisa y Peña Nieto a través de contratos millonarios para su publicad, la cual incluida notas a su favor, entrevistas exclusivas y otras acciones. Esta relación se fundió desde que Peña era gobernador del Estado de México y preparaba su destape como candidato.
Ya que ganó la presidencia, se deben pagar favores. Uno de ellos es la condonación de dicha cantidad. Los representantes del PRI ante las cámaras, inmediatamente dijeron que esa acción estaba dentro del marco legal y la reforma que permitió que se pudiera hacer esa condonación fue aprobada incluso por los partidos de izquierda. De esto podemos notar lo siguiente:
Primero. No justifica la condonación el hecho de que la hayan aprobado los partidos de izquierda. En realidad sabemos que hay dirigentes en esos partidos, que contradiciendo sus principios, votan a favor de la burguesía.
Segundo. ¿Cómo evitar este tipo de burlas hacia los trabajadores? Esa cantidad de dinero, si tuviéramos un gobierno que represente nuestros intereses, podría utilizarse para muchísimas cosas: crear y/o mejorar escuelas, hospitales, transporte público, etc. Con un gobierno como este, incluso aunque no se hubiera condonado ese dinero, no se hubiera utilizado a nuestro favor.
El fondo del asunto es que debemos tener un gobierno que represente nuestros intereses, los de la clase trabajadora. Mientras tanto, veremos una y otra vez estos actos de amiguismo y corrupción. Pero por otro lado, surge otra pregunta: Ya teniendo un gobierno nuestro, ¿cómo se comportaría Televisa? Televisa (y TV Azteca) no quiere un gobierno que le quite dinero, que le cobre lo que por ley debe pagar (incluso aunque hayan condonaciones). Necesita a sus amigos en el gobierno. Por ello es necesario que Televisa sea controlada por los trabajadores y este bajo la organización del gobierno.
Creemos que la “democratización” de Televisa en realidad no resuelve el problema de los privilegios fiscales que tiene la empresa (cosa aparte son los vicios que tienen los ejecutivos y demás personas con altos cargos). Una verdadera democratización de Televisa es contar con la participación de sus trabajadores en la decisiones de la empresa, no sólo a nivel de producción de programas, si no de los gastos incluyendo los salarios. Para ello se requiere la participación del gobierno, pues el alcance y los beneficios de contar con una televisora estatal es nacional, incluso internacional.
Si Televisa está en las manos de los trabajadores y del pueblo de México, en general, tendremos programas de calidad, campañas de salud, educativos, artísticos y demás que ayudarán a tener conocimientos más amplios e ir superando la barrera de la ignorancia a la que nos tienen acostumbrados.
Por último, creemos que el trabajo de expropiación de Televisa no será sólo de los trabajadores de la propia empresa, si no que será un acto donde participaremos todos los trabajadores, estudiantes, amas de casa, etc para llevarla a cabo. Algo parecido a la expropiación petrolera. Por ello, se requiere un llamado serio por parte de nuestros dirigentes para llevar a delante dicha acción, se requiere acercarnos con los trabajadores de la empresa para organizarnos con ellos y concientizarlos al respecto.

¡Por una Televisa al servicio del pueblo!

Periódico Revolución
Sobre el Autor: Periódico Revolución
Es una publicación impresa y digital, como un esfuerzo de Morena Socialista para recuperar la teoría marxista al interior del partido morena.