Entrevista a Greg Oxley.

Actualmente tenemos un fuerte movimiento huelguístico en el que están involucrados los ferrocarrileros principalmente. La huelga estalló con el propósito de defender los servicios públicos; del transporte, las prestaciones y los salarios de los mismos trabajadores. Es un movimiento muy importante porque las demandas de los trabajadores lo son por si mismas.

El presidente Macron está usando la misma estrategia que Margaret Tatcher uso en los 80’s para reventar la huelga de los mineros en Gran Bretaña. Con esto se abrió un periodo de ataques a toda la clase y a otras capas de la sociedad. De manera análoga, si está huelga es derrotada se abrirá un periodo de ataques contra toda la clase trabajadora francesa.

¿Qué opinas de esta huelga?

Es difícil decirlo realmente. Se trata de una especie de paro escalonado con intermitencia de entre dos a cinco días. Es una lucha que está teniendo un gran efecto en todo el sector ferroviario y entre los ferrocarrileros, pero obviamente con menos impacto que si fuera una huelga general. La dificultad de mantener una huelga general con estas características es el amplio periodo de lucha.

Si este paro escalonado no tiene el efecto deseado debería detenerse esta acción e implementarse otra más efectiva. A pesar de que no estoy seguro de como terminará esta lucha, puedo decir que Macron no se puede dar el lujo de ceder porque todo su prestigio y credibilidad colapsarían, por otro lado los ferrocarrileros tampoco. En esta huelga se está jugando mucho.

¿Qué hay del movimiento estudiantil?

En las universidades comenzó una lucha contra una serie de reformas que intentan restringir el acceso a estudiantes de nuevo ingreso, disminuir el numero de egresados y evitar el ingreso de jóvenes de clases bajas.

En esta importante lucha se han ocupado varias universidades, incluso hemos tenido violentos enfrentamientos en las calles contra la policía, esta ha empleado la fuerza bruta contra los huelguistas con el afán de aplastar está lucha.

¿Qué hay sobre la estabilidad del gobierno de Macron?

En efecto, el gobierno de Macron es estable. Tiene una solida mayoría en el parlamento que impulsa sistemáticamente todas las medidas provenientes del ejecutivo, es un gobierno fuerte en todos los sentidos.

La politica de Macron es de derechas a pesar de que niegue tener un carácter de izquierda o derecha, es muy clara su política pro-capitalista y su antipatía a las reformas en favor de la clase trabajadora. ha hecho concesiones de pago de impuestos a los ricos y a los súper ricos. Simultáneamente abrió un frente contra las pensiones, el sistema educativo, los servicios públicos y los ferrocarrileros. Este gobierno emprendió una política radical de contrarreformas.

¿Crees que estos ataques fomenten la lucha de clases en el futuro?

Creo que sí, porque la política de Macron es una continuación de la de Sarkozy y Hollande. No cabe duda de que si la izquierda no triunfa en los siguientes periodos el gobierno enfrentará nuevas luchas porque la clase trabajadora comprenderá que de no luchar puede perder demasiado por culpa de las medidas gubernamentales, pero de nuevo, se trata de una pregunta abierta. Por otro lado, si los ferrocarrileros son derrotados -espero que este no sea el caso- habrá un periodo de desolación entre los obreros, seguida de un periodo de calma, pero a largo plazo habrá descontento, esta huelga de los ferrocarrileros es un indicador de como las cosas se tornarán a gran escala en el futuro.

Mira el video aquí:

Video

Periódico Revolución
Sobre el Autor: Periódico Revolución
Es una publicación impresa y digital, como un esfuerzo de Morena Socialista para recuperar la teoría marxista al interior del partido morena.