¿Qué onda con la constituyente?
Escrito por: Ana Rodríguez.
Hace unos días tuve la oportunidad de ver un vídeo de Lili Téllez. De acuerdo a ella la plusvalía de los inmuebles de la capital  será tomada por el gobierno de la Ciudad de México cuando por conveniencia de sus poseedores sean vendidos. Esto es terrible porque de acuerdo a esto parte del patrimonio de un propietario será hurtado por los ladinos del gobierno. 

La experiodista de Azteca se indigna por lo que ella llama «la desaparición de la propiedad privada» supuestamente promulgada por la asamblea constituyente, y más aún, compara los regímenes estalinistas de Europa del este con la enmienda supuestamente aprobada por la misma. ¡Pobre Lili Téllez! Pese a estar justificada su furia, su estupidez no. Aquí no hay ninguna destrucción de la propiedad privada, al contrario, hay un robo a los mismos pobres de siempre, se trata de la reafirmación de la propiedad privada de los grandes capitales por encima de la población, no de su destrucción a través de medios revolucionarios. La señora no sabe distinguir entre un plano y una esfera. ¡Ay de Lili!, ¡pobre chava!, no le caerían mal unas clases de geometría elemental. En su ambiente no es la única con esta deficiencia como describo abajo.

La memez de la reportera no es menos grande que la de Andrea Legarreta o Raúl Araiza quienes afirman que  la caída del peso no es culpa de EPN. Otros artistuchos extranjeros como Tila Tequila y el rapero B o B ponen en cuestión la esfericidad de la tierra afirmando que vivimos en un plano bordeado por los polos y que por esta razón la NASA prohíbe los viajes a dichos puntos antípodas. En fin, como decía Einstein: Sólo hay dos cosas infinitas: El universo y la estupidez.

La asamblea constituyente no se está poniéndose al servicio de la prole, sino del gran capital, se está elaborando una constitución al servicio de los grandes empresarios y burgueses a costa de la propiedad de los habitantes de la ciudad. ¿Qué ha sido de Morena? ¿Qué hay de nuestros representantes en la asamblea?

En el sitio web terceravia.mx publicó el 13 de octubre de 2016 en su página de Internet lo siguiente:

(Damian Alcazar) También es diputado de Morena en la Asamblea Constituyente de la Ciudad de México. Resulta que ha faltado en dos ocasiones y de manera consecutiva a las sesiones. Y más adelante se agrega que:
Reforma apunta que otro de sus diputados, el actor Bruno Bichir, pidió una licencia temporal. (El énfasis es de la nota).

Damián Alcázar falta a trabajar en la Constituyente, su coordinador lo justifica

Y la versión electrónica del diario la jornada publicó el 26 de octubre de 2016 lo siguiente: 

El presidente de la Mesa Directiva de la Asamblea Constituyente, Alejandro Encinas, lamentó la «falta de seriedad» que han mostrado algunos grupos parlamentarios y diputados constituyentes hacia la tarea que tiene encomendada este órgano legislativo, que es la aprobación de la Constitución de la Ciudad de México.

Abajo se puede leer:

En el caso de Morena, Carlos Payán fue sustituido por Jesús Ramírez, mientras que Javier Jiménez Espriu está de licencia temporal.

http://www.jornada.unam.mx/ultimas/2016/10/26/encinas-lamenta-falta-de-seriedad-de-algunos-constituyentes

¡Morena está ausente de la constituyente! Este es el precio que debemos pagar por la imposición de artistas de telenovela y periodistas en vez de la militancia dura del partido. Ni una imposición más. Esto no habría ocurrido si se hubiera escogido de forma democrática a los representantes.

Desafortunadamente no sabremos como quedará la nueva legislación hasta el día de su promulgación el 5 de febrero de 2017. Sin embargo, las contradicciones de clase que han sido reveladas hasta hoy muestra que causará controversia constitucional en algunos casos y de no ser resueltas las contradicciones en estas instancias podrían bajar al nivel de la clase trabajadora lo que agudizaría la lucha de clases quizá expresándose a través de la caída de Mancera.

Periódico Revolución
Sobre el Autor: Periódico Revolución
Es una publicación impresa y digital, como un esfuerzo de Morena Socialista para recuperar la teoría marxista al interior del partido morena.