Por Jonatan Romero

septiembre 14, 2020

De cara a la elección del próximo dirigente del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) en MORENA es pertinente afirmar la existencia de dos verdades cuya apertura vertiginosa a más de uno termina sorprendiendo: la primera es que la dirigencia de los últimos dos años claudicó ante el oportunismo pequeñoburgués y la segunda apunta a la falta de una dirección de izquierda para impulsar una agenda desde la militancia. Aunque muchos militantes, simpatizantes y detractores encuentren a la burocratización del partido como producto de la ley natural, también hay que recordarle a la militancia que resulta central cuestionar los razonamientos mecánicos y proponer que siempre existan alternativas para superar las dificultades.

De esta manera al obradorismo se le presenta la siguiente disyuntiva: o se deja seducir por la baraja que la derecha impulsó para controlar el partido o impulsa la lucha para construir una alternativa desde la izquierda misma, es en este sentido dónde cobra importancia la pertinencia de recordarles que MORENA aún no claudicó por la política de rapiña, porque todo lo contrario está dispuesta a dar la pelea por un partido significativo para los dominados. Por esto mismo la militancia apostará por conducir al partido por la vía de la transformación real, pues el pellejo apostado en esta elección no es el de los burócratas sino el del obradorismo mismo, ese que votó el 1 de julio de 2018 por Andrés Manuel para convertirse en presidente de México.

Por lo tanto a la militancia le es claro el camino por el cual debe transitar para consolidar su posición, sabe, por ejemplo, la necesidad por desmontar las quimeras producidas por el discurso burgués, tiene claridad sobre el enemigo al cual se tiene enfrente, en este caso el neoliberalismo, aunque el presidente lo de por muerto, el obradorismo reconoce la vigencia de los mecanismos autoritarios que impulsó este modelo de acumulación de capital. También es consciente de la existencia de la lucha de clases y como está nutre o alimenta al neoliberalismo. No es un misterio, como pretende sostener el oportunismo, para la militancia la guerra permanente entre la clase dirigente y los oprimidos, pues ellos saben muy bien que el enemigo es aquella élite beneficiada de 40 años de «libremercado».

De lo anterior el obradorismo retoma su tarea central frente al neoliberalismo y el oportunismo pequeñoburgués la cual es llamar a la clase trabajadora a la agrupación y de esta forma consolidar la fuerza social que emprenderá la revolución. Sabe y entiende muy bien que la necesidad histórica de la izquierda está determinada por las propias determinantes del neoliberalismo, por ello decidió apostar por la coalición «juntos haremos historia» pero hoy entiende que debe tomar en sus manos el destino de su provenir. Deduce que de la democracia burguesa nace la socialista.

De la necesidad histórica de construir una democracia socialista se deduce por un lado el límite de la alianza con la democracia burguesa (encarnizada por Obrador) y por el otro lado reconoce la pertinencia de impulsar una candidatura frente a los comicios para elegir al próximo dirigente de MORENA. Es muy claro para los obradoristas apostar por la naturaleza democrática de la candidatura, y esta debe desmarcarse, como condición principal, de la política oportunista, para lograr lo anterior debe apostar por fortalecer la organización, cooperación y formación política de izquierda en la clase trabajadora para impulsar la democracia socialista.

Para dejar claro el punto antes desarrollado, estoy apuntando que si la democracia socialista pretende florecer en Morena, entonces el obradorismo debe poner el acento en que la única ofensiva política en la contienda por la dirigencia de MORENA: es la lucha por la revolución comunista. Que todo lo anterior cobra significado y toma relevancia cuando la izquierda utilice los espacios de la democracia burguesa para exponer que dentro de los límites del capitalismo es insostenible aspirar a una mejor sociedad, y está utopía únicamente se realizará en otro modo de producción que supere las condiciones de dominación que sostienen a la acumulación de capital.

Es por ello que mi apoyo incondicional es para Edgar López.

(Publicado originalmente en http://bienvenida11.blogspot.com, con autorización del autor)

Periódico Revolución
Sobre el Autor: Periódico Revolución
Es una publicación impresa y digital, como un esfuerzo de Morena Socialista para recuperar la teoría marxista al interior del partido morena.