Escrito por: Edgar López Rosales

El pasado 13 de febrero la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) confirmó la suspension de la Ley de Remuneraciones de los Servidores Públicos, que prohibe que cualquier funcionario público gane más que el presidente de la republica. La Ley de Remuneraciones fue aprobada el 28 de noviembre de 2018; no obstante la SCJN decidio suspenderla con el argumento que se estan violando los derechos los derechos laborales adquiridos.

La Ley de Remuneraciones de los Servidores Públicos es parte fundamental de la politica de austeridad republicana de AMLO y del movimiento de la 4ta transformacion. Esta politica de austeridad suprondria un ahorro de 132 mil millones de pesos, que se esta gastando en altos sueldos de la burocracia. El objetivo seria tener con este ahorro, una mejor distribución del gasto y poder orientarlo a programas sociales y elevar el sueldo de burocratas que ganen menos de 20 mil pesos mensuales.

La magistrados que estan actualmente en funciones no se les podra reducir el sueldo debido al articulo 94 constitucional que establece:

“La remuneración que perciban por sus servicios los Ministros de la Suprema Corte, los Magistrados de Circuito, los Jueces de Distrito y los Consejeros de la Judicatura Federal, así como los Magistrados Electorales, no podrá ser disminuida durante su encargo.”

La llamada Controversia constitucional radica en que se contradice al articulo 127 constitucional que establece:

“Ningún servidor público podrá recibir remuneración, en términos de la fracción anterior, por el desempeño de su función, empleo, cargo o comisión, mayor a la establecida para el Presidente de la República en el presupuesto correspondiente.”

La Ley de Remuneraciones no planteaba afectar a los burocratas actuales, sino solo aquellos que entrarian a partir de 2019; no obstante, la Ley de Remuneraciones ha sido suspendida cinicamente por la SCJN.

Los magistrados tienen sueldos netos (sumando prestaciones) cercanos a los 600 mil pesos mensuales. La SCJN no solo ha decidido suspender la Ley de Remuneraciones, sino que ha aceptado tambien los amparos colectivos de mas de 21 mil burocratas, los cuales tienen salarios muy por encima del presidente y que se niegan reducir su sueldo. Los magistardos de la SCJN ya no solo esta velando por sus interes particulares, ya que ellos mismos no serian afectados por la Ley de Remuneraciones, sino que estan velando por mantener el status quo de una clase burocratica privilegiada del estado capitalista.

La movilización social contra el despilfarro burócrata

Aunque morena y AMLO han llegado al poder de manera abrumadora, y tienen mayorías en las cámaras de diputados y senadores, además de la presidencia de la republica, queda claro que están atados de pies y manos ante este poder que tiene la SCJN y los magistrados con todo su ejercito de 21 mil burócratas con sueldos mayores que del presidente.

Pero no solo eso, el propio Morena y AMLO ha decidido también atar de pies y manos a lo explotados y pobres de este país (que serian los beneficiados con la austeridad republicana) al mantener el tema y la controversia en los tribunales, que están a cargo y que resolverán los propios magistrados (es decir un callejón sin salida); pero incluso aunque esta ley sea aprobada, bastase con que el nuevo presidente que llegue se aumente el sueldo y adiós cualquier austeridad republicana. Ya que la Ley de Remuneraciones no esta sustentada en un contenido de clase, sino en un contenido meramente moral, o dicho de una mejor manera, a la moral del presidente en turno que es el que determinará el sueldo mas alto.

Los trabajadores no pueden confiar en nadie, y menos estar a la espera que llegue un presidente con moral austera, los trabajadores solo pueden confiar mas que en sus propias fuerzas. Es un avance que se ponga a discusión y debate el “sueldazo” que ganan los burócratas privilegiados, y mas cuando este contrasta con el hecho que mas de 50 millones de mexicanos no gana mas de 3 salarios mínimos, es decir no mas de 7 mil pesos al mes. No obstante, este tiene que ser aterrizado una consiga clara y concreta de clase, es decir el sueldo de un burócrata no puede ser mayor de las personas que representa.

En México, la mayoría de la población esta compuesta por asalariados, y este tendría que ser el parámetro para la determinación de salarios de los burócratas, y no la moral del presidente en turno que puede ser muy cambiante, a diferencia de los asalariados quienes siempre reciben el mínimo salario. Esta situación solo podría efectuarse a través de la movilización de los trabajadores organizados, demostrando el verdadero poder con el cuentan en la sociedad. para así poder doblegar a los magistrados y los burócratas privilegiados que sirven a los intereses de los mas ricos del país y que nunca renunciaran a sueldos y privilegios, a menos que se les haga renunciar.

Periódico Revolución
Sobre el Autor: Periódico Revolución
Es una publicación impresa y digital, como un esfuerzo de Morena Socialista para recuperar la teoría marxista al interior del partido morena.