brugada_amlo
Edgar López

Morena participara por primera vez como partido político en las elecciones de este 7 de junio y el Distrito Federal será el campo de batalla de una de las más importantes luchas entre el movimiento encabezado por AMLO y su antiguo partido el PRD. La batalla de las izquierdas en el DF va más allá de la lucha por cargos, en el fondo es una lucha por recuperar el gobierno progresista que se instauro en la ciudad de México con Cuauhtémoc Cárdenas y Lopez Obrador, en oposición al gobierno burócrata, servil y represor de Marcelo Ebrard y Miguel Ángel Mancera.

El Distrito Federal es el principal centro político y económico del país, en él se concentra los tres poderes de la unión y las principales actividades económicas. No solo eso, la ciudad de México se encuentra muy avanzada en todo tipo de temas como educación, arte, cultura, etc., con respecto a los demás estados del país. Por todo esto no es casualidad que en el DF se haya dado el primer triunfo electoral importante para la izquierda, con el gobierno de Cuauhtémoc Cárdenas. A partir de ese momento los habitantes del DF contrastaron en carne propia la diferencia entre un gobierno progresista de izquierda y los gobiernos corruptos del PRI.

Para el año 2000, López obrador defendió la jefatura de gobierno del DF enfrentando la fuerte campaña mediática de Vicente Fox y su falsa promesa de cambio. AMLO logro superar por apenas un punto porcentual al candidato panista Santiago Creel, y partir de ese momento se consolido uno de los más importantes gobiernos progresistas que ha tenido nuestro país. Y aunque no eran cambios radicales, era cambios que ni en sueños los gobiernos del PAN o el PRI estarían dispuestos a ceder. Para los habitantes del DF y de todo el país, estas pequeñas transformaciones significaban una pequeña luz al final del túnel. Sin embargo con la salida de AMLO y la llegada de Marcelo Ebrard se inició otro proceso en la ciudad de México, el proceso de burocratización de la izquierda.

¿La burocratización de la izquierda en el DF?

La burocratización de la izquierda se puede deber a muchos factores, pero principalmente lo que vimos en el DF fue la sustitución de las bases por grupos corporativos, acuerdos cupulares y el arribo de burócratas desvinculados del movimiento social. Estas expresiones siempre han estado y estarán presentes en nuestro movimiento, y si no deseamos que el partido degenere debemos combatirlas y señalarlas todo el tiempo. Quizá ahora en retrospectiva, esto sea más claro de identificar (o al menos para los militantes más conscientes), sin embargo en su momento nunca se hicieron los señalamientos adecuados haciéndonos responsables a todos.

AMLO y el movimiento emprendimos la lucha por la presidencia de la república en dos ocasiones, sin embargo se descuidó y se dejó en manos de burócratas el vehículo en el cual íbamos a llegar a la presidencia: el partido. Antes de la conformación de morena como partido hubo varios momentos clave en el cual se pudo haber evitado este giro a la derecha, como la elección interna del PRD para a votar por su presidente nacional en 2008, el despido de Martí Batres por parte de Marcelo Ebrard o la llegada de Miguel Ángel Mancera como candidato a jefe de gobierno.

El movimiento solo se confrontaba con la derecha del PRD (y la derrotaba) en la medida en que los espacios sirvieran para la campaña presidencial, tal como fue el caso de la jefatura delegacional de Iztapalapa en 2009 con Clara Brugada o la elección para gobernador del Estado de México en 2011. De habérselo propuesto AMLO y el movimiento hubiéramos emprendido la batalla por el rescate del PRD, hubiéramos corrido a los oportunistas del partido y hubiéramos evitado la derechización del PRD, sin embargo se decidió evitar la confrontación social construyendo un partido nuevo. El resultado de no dar la batalla fue gobernantes corruptos y arrogantes como Graco Ramírez en Morelos, Jesús Valencia en Iztapalapa, Juan Sabines en Chiapas, Miguel Ángel Mancera en el DF y el mismo José Luis Abarca en el municipio de Iguala, Guerrero, por mencionar algunos.

Ahora Morena en su primera aparición en elecciones, se prepara para sacar al PRD del poder en al menos 6 delegaciones, en las que resaltan Iztapalapa, Cuauhtémoc y Gustavo A. Madero. Mientras tanto producto de esta división de la izquierda, el PRI regresaría al DF en la delegación Cuajimalpa y el PAN en Benito Juárez. Los conflictos que hemos visto en las campañas son apenas el inicio de lo que veremos en el siguiente periodo en el DF, un escenario de confrontación y boicot político de los partidos de la derecha y su jefe de gobierno Mancera contra la militancia de morena, todo en el bastión político del Obradorismo.

Periódico Revolución
Sobre el Autor: Periódico Revolución
Es una publicación impresa y digital, como un esfuerzo de Morena Socialista para recuperar la teoría marxista al interior del partido morena.