¡Abajo los chuchos! ¡Ninguna alianza con el PRI-AN!
El Partido de la Revolución Democrática (PRD) nace después del fraude electoral en 1988. Lo común en las organizaciones de masas es la gran participación de todos al inicio de su formación, sin embargo, con forme pasa el tiempo, la mayoría se cansa y se aleja de ellas, mientras se mantiene sólo una minoría activa. Una parte de esta minoría al no tener el control de la masa degenera y se burocratiza. Un fenómeno semejante es el que ha sufrido el PRD.
Este fenómeno es objetivo, no subjetivo. El ex guerrillero Jesús Zambrano apodado el traga balas- jamás se imaginó que terminaría como un traidor a la izquierda avalando fraudes electorales como el del año pasado, máxime que él fue el encargado de llevar el conteo de votos en 1988 dentro del frente Democrático Nacional. No justificamos al sr. Zambrano por su traición, al contrario, explicamos.
Ni reír ni llorar, comprender.
Debemos reconocer que también ha habido errores subjetivos del ala de izquierdas que reforzaron el crecimiento de este cáncer. Durante la jefatura de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) de 1997-1999 se permitió el acceso de nuestros enemigos al partido, los mismos que hoy lo liquidan desde dentro con el pretexto de que nos traerían votos. En efecto, se ganaron votos, los mismos que hoy se están perdiendo a consecuencia de la perdida de los principios. Debemos ser flexibles en las formas y firmes en el contenido, se hizo lo contrario en esta época y hoy pagamos las consecuencias. Los lodos de hoy se hacen con los polvos de ayer. No reconocer este error sino justificarlo es peor, ya que no sólo se mantiene en nuestro partido el defecto, también se exporta. Esto ya sucede en Morena donde arribistas de toda índole se apoderan del nuevo partido ahogándolo antes de las elecciones. La lógica del movimiento no es crear nuevos partidos que obstruyan el movimiento; por el contrario, es darle cause al mismo, eso significa derrocar a Enrique Peña Nieto (EPN), este es el eje de toda la política de izquierdas de México. Las sectas que no llaman a la caída de EPN se han quedado calladas no
sólo por traición, también lo hacen porque no pueden decir nada, sacar al neo- pelele del planeta tierra es el motor de la lucha. Un carro sin motor no se mueve.
Quien no se une a nuestro llamado jamás se moverá.
La política proletaria debe ser implacable pero limpia, por ello, debemos pelear lo más pacífico que sea posible, hasta donde podamos. Una huelga general indefinida es el método más revolucionario que se conoce sólo por debajo de la insurrección armada y define al dueño de un país, el obrero o el capitalista Slim, en particular al dueño de Pemex. Si EPN quiere privatizar Pemex los obreros de la paraestatal
debemos responder con la huelga general indefinida que se extienda a todo el terreno nacional.
Marcelo Ebrard Casaubón (MEC) ha retado a EPN a un debate en defensa de Pemex. No le creemos, él fue ministro salinista y epígono de Camacho Solís. Mientras fue jefe de gobierno de la capital llevo a cabo una política anti sindical en la administración pública, encabeza su ala de derechas de nuestro partido que expulsó a todo aquel que manifestaba su apoyo a AMLO en esta desgracia cayó Martí Batres Guadarrama (MBG) hoy dirigente nacional de Morena. Creemos que nos debe demostrar que ahora si quiere luchar; debe unirse a nuestro llamado, llamar a un frente único de toda la izquierda hasta derrocar a EPN del que debe ser dirigente, eso significa organizar, no declarar. Le pedimos acciones y no palabras. MEC apoyó las nefastas alianzas con el pri-an ahora le pedimos que
abandone esa política, hoy debe apoyar a Morena y pedirle a AMLO que organice la resistencia civil pacífica que prometió. Hoy le pedimos a MEC organizar una alianza con Morena y los sindicatos, este primer partido también necesita el llamado a la acción, de no hacerlo perecerá. Si Ebrard es honesto realizará todo lo anterior sin titubeos, en él quedamos.
Nuestra actitud a Morena es la de un partido hermano que lucha exactamente por lo mismo que nosotros por eso creemos que fue una desgracia la escisión, esta es artificial porque nuestro programa es casi el mismo. Sin embargo, esto no debeQuien no se une a nuestro llamado jamás se moverá.
La política proletaria debe ser implacable pero limpia, por ello, debemos pelear lo más pacífico que sea posible, hasta donde podamos. Una huelga general indefinida es el método más revolucionario que se conoce sólo por debajo de la insurrección armada y define al dueño de un país, el obrero o el capitalista Slim, en particular al dueño de Pemex. Si EPN quiere privatizar Pemex los obreros de la paraestatal
debemos responder con la huelga general indefinida que se extienda a todo el terreno nacional.
Marcelo Ebrard Casaubón (MEC) ha retado a EPN a un debate en defensa de Pemex. No le creemos, él fue ministro salinista y epígono de Camacho Solís. Mientras fue jefe de gobierno de la capital llevo a cabo una política anti sindical en la administración pública, encabeza su ala de derechas de nuestro partido que expulsó a todo aquel que manifestaba su apoyo a AMLO en esta desgracia cayó Martí Batres Guadarrama (MBG) hoy dirigente nacional de Morena. Creemos que nos debe demostrar que ahora si quiere luchar; debe unirse a nuestro llamado, llamar a un frente único de toda la izquierda hasta derrocar a EPN del que debe ser dirigente, eso significa organizar, no declarar. Le pedimos acciones y no palabras. MEC apoyó las nefastas alianzas con el pri-an ahora le pedimos que abandone esa política, hoy debe apoyar a Morena y pedirle a AMLO que organice la resistencia civil pacífica que prometió. Hoy le pedimos a MEC organizar una alianza con Morena y los sindicatos, este primer partido también necesita el llamado a la acción, de no hacerlo perecerá. Si Ebrard es honesto realizará todo lo anterior sin titubeos, en él quedamos.
Nuestra actitud a Morena es la de un partido hermano que lucha exactamente por lo mismo que nosotros por eso creemos que fue una desgracia la escisión, esta es artificial porque nuestro programa es casi el mismo. Sin embargo, esto no debe de separar nuestra política. Hoy nosotros nos encontramos infiltrados por los chuchos, creemos que los compañeros de Morena deben ayudarnos a luchar contra nuestro cáncer desde adentro y afuera, ayudarnos a sanar y no agredirnos. Ellos también están infiltrados por los mismos personajes que nosotros y nosotros debemos ayudarlos a sanar. Nuestro mal es el mismo: los chuchos adentro de nuestros partidos.
¡Frente único de todas las izquierdas hasta derrocar a EPN!
¡No a la privatización de PEMEX!
¡Ocupación y nacionalización de todas las fábricas bajo control obrero!
¡Democracia obrera ya! de
¡Frente único de todas las izquierdas hasta derrocar a EPN!
¡No a la privatización de PEMEX!
¡Ocupación y nacionalización de todas las fábricas bajo control obrero!

 

¡Democracia obrera ya!

Periódico Revolución
Sobre el Autor: Periódico Revolución
Es una publicación impresa y digital, como un esfuerzo de Morena Socialista para recuperar la teoría marxista al interior del partido morena.