Escrito: Edgar López

El pasado 20 de diciembre de 2015 se realizaron elecciones parlamentarias en España, donde se renovó el Congreso de los Diputados integrado por 350 escaños. Estas elecciones pusieron fin al bipartidismo, ya que los únicos partidos hegemónicos hasta ese momento eran el PP y el PSOE. Ante la bancarrota del partido oficial de la derecha (PP) y el partido de la supuesta izquierda como es el PSOE, emerge Podemos; este nuevo partido político se encuentra respaldado en un movimiento social de hartazgo hacia los partidos tradicionales que solo han llevado a España a una de las peores crisis económicas de su historia.

Los resultados de estas elecciones dieron un fuerte golpe a los dos partidos tradicionales, el PP – partido actualmente en el gobierno – termina con 123 escaños; el PSOE con 90 escaños; mientras tanto, Podemos obtiene en su primera participación el 20 por ciento de la votación llevándose 69 escaños y Ciudadanos – un partido también de reciente creación y de ideología de derecha radical – obtiene 40 escaños. Por lo que estos cuatro partidos se convierten en los nuevos principales partidos políticos de España.

Podemos fue creado apenas en febrero de 2014, esto debido en parte al gran descontento social consecuencia de las fuertes medidas de austeridad implementadas por el gobierno del PP y al mismo tiempo ante el desencanto del partido en la oposición que era el PSOE. Este partido lejos de emprender una fuerte lucha contra las políticas de austeridad, se convirtió en un cómplice del régimen. A partir de ese momento se iniciaron una serie de movilizaciones, tales como el movimiento de indignados y el movimiento anti- desahucios, participando por primera vez miles de personas en la vida política; sin embargo las protestas no fueron suficientes, ya que al final el PP y el PSOE seguían gobernando a su antojo.

Por esta razón, el movimiento evolucionó planteándose abiertamente la lucha por el poder a través de la vía parlamentaria. Podemos nació al calor de estos movimientos sociales o como dicen ellos mismos “Podemos nació de la caradura de unos pocos y del dolor de unos muchos” Podemos utilizó un lenguaje simple y radical hacia las elites económicas y la clase política podrida de España, que lejos de asustar a la población, lo convirtió en un punto de referencia teniendo al frente como dirigentes a activistas sociales y profesores universitarios. Pablo Iglesias, un profesor universitario modesto y de extracción comunista, se convirtió en su principal referente.

El programa de Podemos

El programa de Podemos, aglutina las principales demandas de la población en cuanto que el Estado garantice el derecho a la salud, a la educación y a la vivienda. Así como también, luchar contra los planes de austeridad, que no son otra cosa que aumento de impuestos y recortes al déficit público; al mismo tiempo Podemos también plantea terminar con la impunidad en la corrupción, principalmente en el gobierno. Y aunque todavía dista de un programa socialista, este ha logrado tener un gran respaldo entre la población que mira con hartazgo a los partidos tradicionales el PP y el PSOE. Como decía Marx un paso real en el movimiento, vale más que mil programas.

No obstante, con los 69 escaños Podemos todavía no tiene la fuerza necesaria como para ser un factor en el parlamento e incidir en la en política económica de España, por lo que tendrá que aprovechar los espacios conseguidos y seguir impulsando la lucha política principalmente en las calles. En este caso, Podemos no debe esperar a tener una mayoría dentro del parlamento, sino que deben empezar a encabezar movilizaciones contra el incremento de impuestos, los recortes a la educación, salud y vivienda. Fundamentalmente Podemos debe preparase para cuando tenga el poder y pueda aplicar su programa de reformas, que aunque siguen estando dentro del marco capitalista, estas serán boicoteadas una y otra vez por la oligarquía.

Una llegada al poder por parte de Podemos podría detonar un proceso revolucionario en España, con particularidades muy similares a la segunda república de la década de los 30s. Es decir un gobierno democrático que será saboteado una y otra vez por los grandes banqueros y capitalistas, por lo cual la tarea de Podemos consistirá en terminar la revolución expropiando a la banca y a la burguesía para sentar las bases del implementación del socialismo. En caso contrario, de no triunfar la revolución, la que triunfara será la contrarrevolución perdiéndose la oportunidad histórica de un cambio económico de fondo en España. No obstante, este no será un proceso breve, sino todo lo contrario puede llevar décadas donde inevitablemente habrá triunfos y derrotas, antes del desenlace final.


Periódico Revolución
Sobre el Autor: Periódico Revolución
Es una publicación impresa y digital, como un esfuerzo de Morena Socialista para recuperar la teoría marxista al interior del partido morena.