¿Qué celebramos hoy? ¿Qué hacer?

A un año del gobierno de AMLO la burguesía está desatada, desesperada, furibunda, prepotente, agresiva, etc. El presidente ha tenido que enfrentar en tribunales a Slim. De otros personajes como Jimenez Ponce -director de algunos proyectos de la 4T – han salido a la luz sus corruptelas. En resumen, la clase dominante no está dispuesta a ceder ni un poquito de sus privilegios. Es una ley histórica que ninguna clase social pierde sus privilegios o parte de ellos sin luchar por defenderlos.

A través de triquiñuelas quieren imponernos el aeropuerto de Texcoco; el chayote a medios tradicionales, la empresa parásita de Raúl Salinas, esconder al ex director de Pemex para que no pague sus deudas con la ley, Medina Mora pretende convertir el poder judicial en la quinta columna, etc. Así sigue la lista de agravios de la clase capitalista. Están defendiendo sus privilegios. ¡Su lucha es contra ti trabajador! ¡No los oyes! Un rumor vuela en el aire, ¡Conspiran en tu contra!

¿Qué hacer?

Los malandros de la clase dominante no van a recular, la quiebra de sus empresas y su estilo de vida está en peligro, debemos echarlos de una vez y para siempre ¡que nunca más vuelvan! ¡Son ellos o nosotros! No se necesita el uso de la violencia, solo la participación decidida de la clase trabajadora en este proceso. Pero ya contamos con eso. Debemos enfocarnos en renacionalizar Pemex; la industria pesada, la banca y las grandes tierras.

Fue promesa de campaña echar atrás la reforma energética, de hecho, desde antes de la campaña Obrador señaló que haría todo lo posible para evitar la privatización de Pemex. Hoy deben ser expulsadas todas las empresas que están sustituyendo a la petrolera mexicana.

Nuestras esperanzas no deben estar puestas en ningún gobierno extranjero o nacional. Vladimir Putin y Xi jinping son representantes de imperios, homólogos a Trump. Ellos no representan pueblos, ni siquiera a los suyos. Hay que recordar que la grandeza de estas naciones se levantó gracias a sus revoluciones. En estas fueron echadas de una buena sus parasitas burguesías. Cierto, las contrarrevoluciones fueron un revés al nivel de vida de las masas pero nosotros ya aprendimos esa lección. Una vez que el capitalismo es destruido no se le debe dar nueva concesión.

El camino que deberíamos tomar es el de Rusia en 1917 y la actitud hacia Centroamérica la misma que la de la URSS en la era de Lenin y Trotsky. Tras las nacionalizaciones habría trabajo para todas las nacionalidades. Estaríamos formando las bases de un nuevo bloque socialista entre América.

El gobierno de Obrador es el más izquierdista que puede reconocer la burguesía. A nadie le debería extrañar que en unos años la clase dominante llegue al extremo de impulsar un alzamiento armado contra este régimen. Por eso nosotros tampoco podemos quedarnos a medias tintas. Vale la pena recordar las palabras del revolucionario francés Danton “Revolucionarios que hacen revoluciones a medias cavan sus tumbas”.

Un amigo del pueblo trabajador ayudará a discernir a los más humildes lo beneficioso de lo perjudicial. Forma parte del movimiento porque de lo contrario sólo es un comentarista, un charlatan que le da lo mismo el triunfó que la derrota. Los cobardes y los burócratas se ocultan bajo cualquier pretexto para no trabajar codo a codo con los trabajadores en sus organizaciones. No permitiremos la ruptura de este vínculo. No es un buen Comunista aquel que solo hace artículos en lo lejos y que no contribuye en este proceso. La sal que no da sabor no sirve para nada y debe ser pisoteada.

Periódico Revolución
Sobre el Autor: Periódico Revolución
Es una publicación impresa y digital, como un esfuerzo de Morena Socialista para recuperar la teoría marxista al interior del partido morena.