Edgar López

El pasado 20 de noviembre durante el II Congreso Nacional de morena, Andrés Manuel Lopez Obrador fue electo como nuevo presidente nacional del partido. Con esta elección, AMLO continúa siendo el principal referente de la izquierda a nivel nacional y con grandes posibilidades para la elección presidencial del 2018; no obstante los métodos que está utilizando AMLO para la designación de candidatos, están causando inconformidades a lo interno del partido. Fundamentalmente se está excluyendo a la militancia fundadora del partido para poner a los políticos cercanos al núcleo de Lopez Obrador, esto incluso a costa de saltarse las instancias oficiales del partido.

Durante el congreso AMLO pidió que se tuviera confianza en el plan que estaba proponiendo, el cual consistía en nombrar a 300 enlaces a nivel nacional (uno por distrito federal) para conformar la estructura de defensa del voto. Estos enlaces funcionarán como una estructura alterna a las instancias democráticamente electas del partido, además que la mayoría de estos enlaces se convertirán en los futuros candidatos federales de morena.

La designación de enlaces causará gran controversia a lo interno del partido, debido a que muchos enlaces fueron designados por personas cercanas a AMLO y sin ningún tipo de consulta con otros compañeros. Por citar un ejemplo, en el caso del Estado de México AMLO envió a su hijo José Ramón Lopez Beltrán para designar a los enlaces, a pesar que su hijo no ha sido electo en ninguna estructura oficial de morena. La designación de los enlaces se realizó a puerta cerrada y en secreto, jamás hubo una convocatoria interna ni se tomó en cuenta la opinión de los consejeros estatales electos en las asambleas. Los enlaces fueron designados incluso antes de haberse aprobado el plan durante el Congreso Nacional.

AMLO y las críticas a lo interno del partido

La designación de candidatos al margen de las instancias ya ha generado protestas, incluso contra el propio AMLO. Por citar un ejemplo, AMLO se retiró de un foro realizado en la Torre Académica de la Universidad Autónoma de Sinaloa debido a las protestas realizadas por militantes y dirigentes del partido, entre los que se encontraba incluso el Presidente Estatal de morena Jaime Palacios. La protesta se debió a que AMLO ha respaldado e impuesto como PSN a Jesús Estrada Ferreiro, (un político gris y no muy querido por las bases) quien en 2013 fuera candidato a diputado local de la Coalición «Unidos Ganas Tú» conformada por el PAN-PRD-PT (¡Sí, el PAN!). La militancia de base realiza arduamente el trabajo de construcción de morena, mientras que al final ponen a los mismos políticos de siempre.

La dirigencia nacional no solo no ha querido realizar un dialogo con los inconformes, sino que incluso ha desatado una campaña de linchamiento en su contra. Andrés Manuel los llamo infiltrados de la “supuesta izquierda radical”, en el periódico Regeneración se les señaló como “infiltrados del PRI”, mientras que la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia anuló todo el proceso interno, anulando la elección de los 80 consejeros y al nuevo Comité ejecutivo Estatal por supuestas anomalías (como si en los demás estados no hubiera habido anomalías).

Esta misma situación se repitió en el estado de Tlaxcala, donde los foros realizados por AMLO estuvieron semi vacíos debido a las protestas contra la imposición de Martha Palafox como PSN estatal. Martha Palafox proviene de las filas del PRI en donde fue diputada dos veces; en 2012 se suma a la coalición PRD-PT-MC quedando electa como senadora del estado con 164 mil votos, por lo que representa una opción importante al menos en términos de votos. Lamentablemente, la lucha política no solo se gana con votos, y las inconformidades de la militancia de base contra Martha Palafox harán que nos perfilemos nuevamente a una derrota.

A pesar de esto, la dirigencia nacional ha tomado nuevamente medidas disciplinarias contra los inconformes y ha asumido el control del aparato, suspendiendo la elección de consejeros estatales en los tres distritos, así mismo la elección del nuevo Comité Ejecutivo Estatal y enviando a Clara Brugada como dirigente estatal provisional, no importando que es actualmente la presidenta del Consejo Estatal del DF. En un momento que es importante la participación activa de las bases del partido para ganar las futuras luchas, ésta es coartada de manera burocrática solamente por mantener a los mismos candidatos de siempre, repitiéndose el caso en Quintana Roo con José Luis Pech (también con larga trayectoria priista), en Zacatecas con el hermano de Ricardo Monreal y en Oaxaca con Salomón Jara.

Es decir en 5 de los 6 estados donde habrá elecciones en 2016, ha habido protestas contra la imposición de los PSN´s estatales. Ante tal situación, muchos compañeros fundadores han caído desilusionados alejándose por falta de democracia interna y otros más han decidido abandonar el partido; no obstante, debemos analizar las causas de fondo de por qué se ha mantenido esta línea política a la hora de la selección de candidatos y de las tareas organizativas, si no queremos caer en simples luchas de carácter oportunista.

Una política revolucionaria para construir el partido

La estrategia y la táctica, así como los métodos organizativos dependen de la política que se defiende al momento de encarar el movimiento social; fundamentalmente consideramos que la construcción de morena se ha hecho hasta este momento, sin tener una visión de la lucha de clases dentro de la sociedad capitalista. Si en morena, se asumiera una visión de lucha de clases, partiendo del carácter irreconciliable de las demandas de los trabajadores con los capitalistas y con su democracia burguesa, se tendría que sacar la conclusión que es necesario formar una organización que no solo se dedicara a la participación electoral, sino que se ampliara con los demás movimientos sociales existentes, siendo capaz de enfrentar al Estado cuando se requiera.

Para formar una organización de tal magnitud, es necesario contar con un auténtico ejercito de militantes combatientes apoyados en comités de lucha en cada colonia, barrio escuela, sección electoral; estas tareas no pueden ser realizadas por un pequeño grupo de dirigentes y menos con la figura de un solo hombre, sino que tienen que ser realizadas por la participación activa de todos los militantes. Fundamentalmente se continúa construyendo el partido en torno a la figura de Lopez Obrador, al mismo tiempo, esto no parece importar mucho a los oportunistas que viven bajo la sombra de AMLO, en lugar de ganarse un lugar en la lucha por su propio esfuerzo. Con este tipo de métodos jamás podremos construir una organización de verdaderos cuadros combatientes vinculados con las bases y el movimiento social.

Por citar un ejemplo, en morena cada compañero se autofinancia para mantener su participación en el movimiento, por lo que muy difícilmente un trabajador que tiene que mantener a su familia, va a tener el tiempo suficiente para resistir muchos años en la lucha. Esta situación obliga a los compañeros, a sumarse a grupos corporativos para poder mantenerse en la lucha, aquellos que no están dispuestos a “alinearse “ compiten en circunstancias totalmente desiguales, por lo que al final solo resisten no los mejores cuadros del partido, sino solo aquellos que tiene suficiente dinero para preservarse en la lucha.

Esta visión contrasta con la de Lenin, el cual decía lo siguiente: “Un agitador obrero que tenga algún talento y «prometa» no debe trabajar once horas en la fábrica. Debemos arreglarlo de manera que viva de los fondos del partido, () pues de otro modo no adquirirá gran experiencia, no ampliará su horizonte, no podrá sostenerse siquiera varios años en la lucha”. ¡Una gran diferencia con Lenin, el que supuestamente ya está caduco! Mientras el partido carezca de esta visión de lucha de clases, los métodos organizativos continuaran siendo los mismos, manteniendo a dirigentes electos en las cúpulas del partido y no en las asambleas, y que por lo mismo no representan los verdaderos intereses de las bases ni del movimiento.

Periódico Revolución
Sobre el Autor: Periódico Revolución
Es una publicación impresa y digital, como un esfuerzo de Morena Socialista para recuperar la teoría marxista al interior del partido morena.