jueves, 10 de octubre de 2013

 

Gregorio Casas.

El 19 de septiembre Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano (CCS) y Andrés Manuel López Obrador (AMLO) se reunieron para suscribir una carta en defensa del petróleo

.
Nosotros apoyamos este tipo de unidad en la medida que sirva para impulsar el movimiento al frente, de lo contrario nos opondremos al mismo, es por ello que debemos examinar detalladamente el mismo. En el documento podemos leer lo siguiente:

“Ante la grave emergencia del país y la amenaza de continuar la entrega de nuestros recursos, territorios y riquezas con la reforma energética que promueve el gobierno, los suscritos llamamos a todas las mexicanas y mexicanos, sin distinción de creencias, ideologías o posiciones políticas y sociales, a unirnos para evitar el despojo de la nación y de nuestro pueblo que promueven el gobierno y las corporaciones petroleras trasnacionales”.


Incluso Jesús Zambrano, el presidente nacional del PRD celebró la misiva en otro comunicado.

En primer lugar celebramos el llamado a la unidad a todo el movimiento pero creemos que debe llevarse a la realidad. En ese sentido pedimos a quienes suscriben esa carta que se debe golpear unidos y marchar separados, en el pasado mitin de AMLO, CCS debió estar presente y al día siguiente AMLO debió asistir con CCS a presentar su propuesta sobre PEMEX. En ese sentido, debe abrirse la convocatoria a “todas las mexicanas y mexicanos” como lo dice la carta, eso significa, un llamado a la unidad de todo el pueblo. Para llamarlo debemos hacerlo sobre aquello que aqueja a todos, petroleros, profesores, estudiantes, etc. Ese algo es Enrique Peña Nieto (EPN) nadie lo quiere, es el obstáculo de todo progreso en este país, este individuo y su régimen nos une a todos en su contra, es por ello, que un verdadero llamado a la lucha debe incluir la caída de EPN, de lo contrario, no todos se sentirán identificados con el llamado y no se acercarán.

Lo anterior podrá sonar extraño, pero no es así, va en concordancia con la historia de este país. El plan de San Luis promovido por Madero -quien jamás fue un radical- llamo a tomar las armas al pueblo de México para derrocar al dictador Porfirio Díaz. Nosotros creemos que una huelga general indefinida basta para derrocar a EPN y esta, en su etapa inicial, es pacífica. Madero en ese entonces entro en armonía con el movimiento nacional, CCS y AMLO deben ser consecuentes también y entrar en armonía, el llamado al pueblo de México debe ser para sacar al PRI-AN del poder.


No hacer este llamado es peligroso, incita a la violencia. Al cierre de la edición de este boletín se publica que más de ochenta jóvenes fueron detenidos en la marcha del 2 de octubre. Ya antes explicamos que cuando alguien titubea invita a su contrincante a agredirlo. Esto viene sucediendo desde el 13 de septiembre. El 8 de septiembre no se llamó a nada en concreto y con ello la clase dominante tuvo una oportunidad para respirar y atacarnos. El 22 de septiembre, un gran número de asistentes gritó “¡paro nacional!” y a pesar de ser este un reclamo popular no se le consideró. Este titubeo le da una segunda oportunidad a la clase dominante y ataca a los asistentes a la marcha luctuosa del 2 de octubre. Quizá los detenidos estaban haciendo uso de la violencia, pero tiene una explicación. Lenin decía que el ultraizquierdismo es el precio a pagar por el oportunismo. Los posibles atacantes estaban desesperados porque sus dirigentes no llaman a nada concreto, se han lanzado por iniciativa propia a actos semiterroristas. Titubear y no escuchar la voz de los obreros -hoy en día la mayoría- con deseos de luchar nos lleva a la violencia.

Lo único que pedimos es que AMLO cumpla lo que nos ha propuesto. A los dirigentes de Morena les prometió que el llegaría tan lejos como la gente quisiera llegar, el domingo 22 de septiembre le pedimos un paro nacional. Por lo tanto, todos sus esfuerzos deben estar dirigidos a esta tarea. La alianza con CCS debe ser la plataforma de lanzamiento del paro nacional indefinido ya que va dirigida a todos, en particular, a los sindicatos. Los dirigentes de los mismos deben llamar a asambleas para votarlo en sus respectivas instituciones. El cielo es el límite, para derrocar al neo espurio no necesitamos la violencia, necesitamos ser decididos, tener hambre de triunfo y ganas de derrocar el actual régimen basado en la explotación del hombre por el hombre. Necesitamos un nuevo sistema basado en la democracia obrera y en la propiedad colectiva de la producción, no sólo hay que recuperar las empresas robadas durante el salinato, sino todas las empresas pesadas.   



Periódico Revolución
Sobre el Autor: Periódico Revolución
Es una publicación impresa y digital, como un esfuerzo de Morena Socialista para recuperar la teoría marxista al interior del partido morena.